Cargando

La tartamudez, también llamada disfluencia, es un trastorno del habla que conlleva problemas frecuentes y considerables de fluidez normal y de continuidad del habla. Las personas que tartamudean saben lo que quieren decir, pero tienen dificultades para decirlo. Entonces, pueden repetir o prolongar una palabra, una sílaba, una consonante o una vocal; también es posible que hagan pausas mientras hablan porque han llegado a una palabra o sonido problemáticos.

Hay criterios que se deben considerar con relación al diagnóstico y abordaje del trastorno; y para tener un tratamiento adecuado hay que conocer cuál es el nivel de complicación que se presenta y los factores que ocasionan la tartamudez.

“Hay que tener en cuenta que es una cuestión compleja, se trata de un trastorno que impide a las personas que lo padecen poder comunicarse adecuadamente. No es algo liviano, es una cuestión engorrosa que hay que tener en cuenta por las perturbaciones no solo a nivel psicológico, sino que también se disparan otros aspectos complejos como las alteraciones en la respiración, nerviosismo, tensión muscular en la cara, el cuello, el paladar y la mandíbula”, comenzó explicando a PyP News la licenciada en Psicología Anabella Martínez (@psicologa_anabella_martinez).

Por eso, la relajación y la mejora de la autoconfianza son también elementos clave en el tratamiento de la tartamudez. Esto se debe a que la sensación de inseguridad incrementa el problema, por lo que una persona con este desorden se encuentre insegura o incómoda verá cómo la tartamudez se ve aumentada, escapando de su control.

 

La tartamudez es frecuente en los niños pequeños como un aspecto habitual del aprendizaje del habla. Es posible que tartamudeen cuando sus capacidades del habla o del lenguaje no se han desarrollado lo suficiente como para seguir el ritmo de lo que quieren decir. La mayoría de los niños supera esta tartamudez durante el desarrollo.

Asimismo, aunque no es lineal, se puede dar por factores genéticos hereditarios, una predisposición genética y emocional.

Sin embargo, a veces, la tartamudez es un trastorno crónico que persiste hasta la adultez. Este tipo de tartamudez puede afectar la autoestima y las interacciones con otras personas.

“Muchas veces la tartamudez esconde situaciones que no pueden ser dichas, como abusos, violencia, traumas que implican intervenciones muy precisas”, subrayó Anabella Martínez, insistiendo en la trascendencia de ayudar a quien padece el trastorno a gestionar de manera adecuada sus emociones.

“Si sólo se lo ve desde el aspecto clínico se los lleva a una fonoaudióloga, pero no hay que perder de vista que también tiene que ver con los aspectos emocionales, que pueden ser la causa del trastorno o los que lo sostengan; porque hay cuestiones que tienen que ver con ansiedad, baja autoestima y síntomas depresivos que pueden estar relacionados a la tartamudez y no permiten abordar con precisión la situación”, alertó la licenciada al Psicología haciendo hincapié en la importancia del abordaje interdisciplinario.

 

En el tratamiento de la tartamudez se suele sugerir

 

Controlar la sensación de ansiedad o inseguridad.

Evitar caer en conductas de autocensura.

Conseguir el apoyo del entorno social y familiar, para mejorar la autoconfianza.

Buscar situaciones en las que conversar, en vez de evitarlas, preferiblemente en lugares tranquilos.

Acompañar el lenguaje verbal con lenguaje no verbal, para reforzar la comunicación.

Hablar abiertamente sobre la tartamudez, no intentar ocultarla o negarla.

Mantener la paciencia ante un proceso que será largo y costoso.

“Siempre tiene que haber un abordaje psicólogo para encontrar lo que desata el trastorno o lo que lo sostiene, independientemente de lo que lo genera. Donde hay una alteración del lenguaje debe haber un abordaje de psicoterapia, por todo lo que acarrea a nivel de salud emocional, porque esto genera frustración, nerviosismo y hasta síntomas físicos que son detonados por estas cuestiones”, concluyó la profesional en salud mental.

¡Sumate!
Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta