PyP News Cargando

Transitar el cáncer en tiempos de pandemia

Publicado en Por Paola Ponroy

Pensar a la población de riesgo frente al COVID-19 desde la salud mental y desde la psicooncología implica distinguir un aspecto fundamental: no es los mismo considerar la población de riesgo de un adulto mayor con alguna patología, que la población de riesgo de una persona de cualquier edad que está en un proceso oncológico, en una emergencia como la que estamos atravesando.

“Para poder accionar de acá en adelante hay que concebir a la psicooncología en situación de emergencia sanitaria, lo cual de alguna manera le cambia el contexto y el panorama a quien está atravesando un proceso oncológico en estas condiciones, y a los que estamos trabajando en el campo de la psicooncología nos obliga a pensarnos en este entorno”, comenzó reflexionando ante pypnews la psicooncóloga María Laura Leiva (MP 441).

Para poder comprender a una persona que está atravesando por esta instancia, la profesional considera importante definir las distintas dimensiones o variables que se ponen en juego dentro del abordaje del proceso psicooncológico: hay una afectación física real y la persona está atravesando diversos tratamientos (radioterapia, quimioterapia) que van a interferir de una manera u otra en su estado de ánimo en el preciso momento en que esté llevando a cabo el tratamiento, lo cual va a mejorar o no la adherencia al procedimiento y tiene que ver con que la persona pueda sostener, cumplir y ejercitar una cantidad de cuestiones que le son solicitadas.

Si bien no es para todos de la misma manera ni con la misma intensidad, muchas personas que transitan tratamientos oncológicos tienen momentos de depresiones, ansiedades, mucho miedo e incertidumbre; a esto se suma el condimento de la muerte, porque el cáncer sigue siendo una enfermedad muy asociada a la muerte y tiene una representación social muy fuerte en ese sentido.

A ese marco se suma ahora la pandemia, que no necesariamente tenemos que verla como detractora de la situación de enfermedad del paciente oncológico, porque lo primero que se tiende a pensar es que es una población de riesgo y por ende están más graves que el resto. Desde esta perspectiva la licenciada Leiva advierte que es importante empezar a discriminar “las ventajas” que tiene una persona que viene en un devenir de un proceso oncológico en una situación como esta, y cuáles no tiene tan a favor.

“En lo que respecta al sistema de salud, desde lo macro, la política llevada adelante por los efectores de salud será muy importante y va a ser una variable superlativa para un paciente en proceso oncológico, porque no es lo mismo que el sistema no puede garantizarle el tratamiento o la droga porque va a estar abocado a la pandemia, a un sistema que sí lo puede hacer”, subrayó.

“El hecho de que se hallan tomando las medidas de aislamiento va mucho más allá del coronavirus, esto permite que el sistema de salud se organice para ver cómo va a asistir a este tipo de pacientes y de alguna manera esto les da cierta tranquilidad y funciona como una variable a favor”, aseguró.

Si vamos bajando a la red psicosocial de estos pacientes es importante para la red entender que son personas que están en un riesgo permanente y en este punto se produce la toma de conciencia más fuerte del sistema de salud: “la situación oncológica ya no es un tema de ese familiar que está en mi casa, sino que empieza a ser la situación sanitaria y la enfermedad oncológica un tema de todos, y esto es un punto muy importante porque se agrega a la red psicosocial, que tiene que empezar a tomar conciencia de cómo puede poner en riesgo físico y emocional al paciente oncológico”.

Avanzando en los aspectos que pueden inciden a favor y en contra de un paciente oncológico en este contexto, Laura Leiva fue más allá señalando que es un momento en el que todos convivimos y participamos del registro de la vulnerabilidad de nuestros cuerpos. “Algo que sólo era un tema de una persona en un proceso oncológico ahora empieza a ser un común denominador de todos, y esto también juega a favor. Porque una persona que viene transitando este proceso, durante todo este tiempo pudo desarrollar estrategias y recursos para afrontar momentos de mucha ansiedad y angustia; por ende, esta pandemia lo encuentra con numerosos recursos que puede implementar y hasta convertirse en un espejo para el resto de los integrantes que lo acompañan bajo el mismo techo, porque si hay algo de lo que sabe este tipo de pacientes es lidiar con sus angustias y el miedo a la muerte”, marca la psicooncóloga.

 

 

En base a lo expuesta por la profesional, en este momento de pandemia, es importante que las personas que transitan un proceso oncológico puedan hacer un registro interno de lo que Leiva llama el “estado de alerta permanente”, y que a veces se asemeja al momento en el que le dieron el diagnóstico. “En el lapso entre el diagnóstico y el tratamiento ese estado de alerta activa la lógica de la supervivencia, entonces se sobrevive y no se vive, y hay que estar muy atentos porque esto deteriora el sistema inmunológico”, apuntó.

“En lo individual es importante detectar estos momentos, poder utilizar los recursos que se tienen para salir de ellos, pedir la ayuda correspondiente y saber que se está en un momento que, si bien es colectivo, es personal, y poder capitalizar lo vivido en el tránsito de la enfermedad para poder implementarlo consigo mismo en este contexto de pandemia”.

En consonancia con lo expuesto, la psicooncóloga le sugiere a sus pacientes poner límites al mundo externo: “por ejemplo con los medios de comunicación, estableciendo cuántas veces al día van a prender el televisor para saber cuánto nuevos contagiados y muertos hay”; poner límite en las charlas familiares; autorregistrarse, autocuidarse y saber que estamos en un momento colectivo donde todavía no podemos apelar a la resiliencia.

“Estamos en un momento de resistencia (no como negación), después podremos observar las conductas resilientes”, advierte.

Por ello, enfatiza la trascendencia de buscar formas alternativas de abordaje, apelando a la telepsicología, “porque no hay que dejar de asistir, acompañar y monitorear y que estas personas sepan que el psicooncólogo sigue estando y el equipo también; que en este caos tengan un orden y que sepan que pueden apelar a la ayuda online, eso es sumamente importante para la salud mental de nuestros pacientes oncológicos”, concluyó.

 

Oncología Clínica

Por su parte, la Asociación Argentina de Oncología Clínica estableció lineamientos para los pacientes con esta patología.

Al respecto, la doctora Verónica Vilchez, especialista en oncología clínica y miembro de la Asociación Argentina de Oncología Clínica precisó que continúan los tratamientos de los pacientes que estaban en tratamiento activo, tanto de quimioterapia, inmunoterapia como de bioterapia; y en cuanto a los pacientes que estaban en control, se están reprogramando los turnos para más adelante y en consecuencia activaron las consultas online y telefónicas para poder asistir y contener a esta población.

“Nuestro rol como profesionales de la salud es muy importante, en la población que manejamos hay un porcentaje que puede presentar complicaciones por la coinfección del COVID-19 y hay que estar atentos; por ello, hacemos hincapié en el aislamiento social, las medidas de higiene personal y la prevención en toda la población, para que podamos disminuir el número de contagios y aminorar la transmisión del virus en la sociedad”, esgrimió.

Mirá los videos en nuestro canal de Youtube!

https://www.youtube.com/watch?v=XpL72JPjc1Y

https://www.youtube.com/watch?v=74URArzxMoY

¡Sumate!
Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta

error

¡Sumate!

YouTube
YouTube
Instagram