PyPnews Cargando

La terapia cannabica supone el uso de la planta del cannabis, aplicado al cuadro que tiene la persona: ya sea en enfermedades crónicas, cualquier dolencia periódica que surja o desequilibrios que pueda presentar el organismo.

Cabe resaltar que es una planta que se usa desde hace miles de años. Incluso forma parte de la farmacología de la medicina Ayurverda, que la emplea por sus muy buenas propiedades medicinales. No obstante, nunca se la ha utilizado sola, sino combinada con otras hierbas.

“Actualmente, en la India, se hacen licuados con cannabis, que uno puede adquirir y consumir en la calle”, confirma la terapeuta ayurveda y terapeuta cannabica Guillermina Minicucci.

“Incluso, hay muchos países que ya lo están aplicando el cannabis en los procedimientos la medicina convencional, y da excelentes resultados”, confirma.

 

Cannabinoides. El cannabinoide es la propiedad medicinal que tiene la planta de cannabis y es lo que produce los efectos en el ser humano que la consume. Pero el cannabinoide no se encuentra únicamente en el cannabis, también está en la planta de salvia, en la pimienta negra, en la equinacea, y también en las semillas de lino.

“Los mamíferos tenemos un sistema endocannabinoide por medio del cual producimos nuestros propios cannabinoides; el primero consumo se logra a través de la grasa de la leche materna y cuando vamos creciendo vamos consumiendo productos que los contienen”, precisa Minicucci.

Este sistema endocannabinoide se alimenta de grasas, y si se produce una deficiencia el sistema nervioso se debilita; por eso, la planta de cannabis tiene un alto porcentaje de cannabinoides y lo que hace es superalimentar ese sistema que está debilitado en nuestro organismo generando patologías relacionadas con el sistema nervioso central como ansiedad, artrosis, fibromialgia, Alzheimer, Parkinson, autismo, convulsiones, entre otras.

“Cuando el sistema endocannabinoide se debilita comenzamos a hibernar, bajamos las endorfinas, entramos en un estado de letargo; en cambio, cuando el sistema está bien alimentado estamos en estado de salud”, grafica la terapeuta cannabica.

 

Nuestro organismo está formado por células que tiene que estar conectadas entre sí. Los tumores son consecuencias de los malos comportamientos entre las células y el cannabinoide contribuye a restaurar y reforzar la conexión celular, y de esta manera reestablece el sistema, logrando un equilibrio entre nuestro cuerpo, los alimentos que ingerimos y el medio ambiente.

 

Suministro. Los tratamientos con cannabis no sólo se proporcionan como aceite, también se emplean de manera comestible, por vaporización y tintura madre, son otras formas de medicar.

Hay países donde se suelen cocinar las flores con manteca, porque el cannabinoide es una grasa liposoluble y como tal se disuelve en otra grasa. La forma de hacer la terapia es cocinándola con muffins o brownies donde se consume el cannabinoide y produce efecto al cabo de unas tres horas, como calmante o analgésico.

Con pacientes oncológicos o niños con autismo severo emplean máscaras de nebulizadores y se vaporiza la flor sin necesidad de quemar, como en el caso del cigarrillo de marihuana, donde interviene la combustión y hay quienes lo utilizan para relajarse. Sobre este último aspecto, Guillermina Minicucci subraya que en cuanto a la dosificación no es lo mismo fumar un cigarrillo de marihuana que tomar aceite, “porque el cigarrillo produce un efecto psicoactivo con mucho cannabinoide de golpe, mientras que en el aceite se pone menos cantidad, para que diariamente la persona lo consuma y lo deposite en el organismo sin eliminarlo por la orina”.

La relajación que produce un cigarrillo traducido en el aceite es analgésica, donde se baja la dosificación para que la persona no se sienta desganada.

 

 

Posología. Al tratarse de una planta medicinal, hay diferentes formas de consumirlo, porque cada organismo necesita dosis diferentes.

“Todo pasa por la dosificación, los tratamientos tienen diferentes tiempos de acción y hay que tener en cuenta si la persona tiene mucho dolor, porque hay formas que se le pueden sugerir para que pueda consumir el cannabis y lograr un efecto más rápido”.

 

¿Es para siempre la terapia? Todo depende del desequilibrio. Cuando la enfermedad es crónica hay que tomarlo por un tiempo indeterminado, porque si bien la terapia ayuda a los dolores y es preventiva, si se quita la ingesta la persona volverá a sentir los dolores después de dos meses, que es cuando se agota la reserva depositada.

Todo depende del grado de dolor y de cuánto hace que tiene la enfermedad; todo es relativo, no hay plazos preestablecidos.

 

¿Cuándo se siente el efecto? Todo depende del organismo, del ánimo y de cuánta medicación toma la persona. “Si se siembra en terreno limpio la cosecha es próspera, pero sembrar en terreno con maleza es más complejo”, ejemplifica Minicucci.

“Hay personas que están tomando medicación que protocolarmente no se puede tocar y se sugiere que sigan con los analgésicos a demanda hasta que el paciente advierte que hace mucho tiempo que no toma analgésicos, y eso puede pasar al mes, mes y medio o a los dos meses de haber comenzado con la terapia cannábica”.

 

¿Cura o es paliativo? Frena enfermedades y hace medicina preventiva porque ayuda a que las patologías no progresen; y por otro lado es un paliativo. Inclusive se puede hacer la terapia de manera preventiva y como complemento de otros tratamientos.

 

¿Genera adicción? No. La terapia cannabica se puede suspender de un día para el otro y no genera síndrome de abstinencia; lo que volverán a sentir es dolor al cabo de dos meses de haber dejado el consumo.

 

El cannabis se extrae de los cabos en flor del cáñamo que es una planta anual herbácea. ​Son varios los nombres por los que se conoce al cannabis o sus productos, hashish, charas, bhang, ganja, dagga y marihuana.​

 

El uso del cannabis ha demostrado su eficacia en las siguientes enfermedades:

  • Dolor crónico neuropático y dolores crónicos resistente a opiáceos
  • Cáncer
  • Epilepsia refractaria
  • ELA y Esclerosis Múltiple
  • Enfermedad de Parkinson, Alzheimer
  • Enfermedad de Chron y Colitis Ulcerosa
  • Artrititis Reumatoide y Artrosis
  • Endometriosis
  • Estrés Post-Traumático
  • VIH
  • Insomnio y trastornos del sueño
  • Glaucoma
  • Psoriasis
  • Migrañas
  • Endometriosis
  • Autismo

Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *