PyPnews Cargando

Según los expertos, este producto está vinculado con la prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que el ácido oleico (ácido graso monoinsaturado) presente en él, contribuye a reducir los niveles del colesterol LDL (el llamado “malo”) y aumenta los del HDL (el “bueno”). Y resulta clave para desarrollo y formación de los huesos.

Por este motivo, resulta necesario tanto en la dieta de los niños como en la de los ancianos para limitar la pérdida de calcio. Así, se podrían prevenir problemas tales como la osteoporosis. Uno de sus valores más reconocidos es que regularmente no contiene aditivos ni conservadores, y suele mantener sus propiedades naturales intactas.

 

Si bien hay estudios que aún lo están evaluando, se estima que las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva podrían proteger a las personas frente al deterioro cognitivo que aparece con el paso de los años, como así también ante la posibilidad de contraer Alzheimer. Y cuando se lo utiliza con regularidad puede colaborar con la reparación, el mantenimiento y la tonificación de la piel seca y madura, para que permanezca más vibrante y saludable. Pasa lo contrario con la piel grasa o la que tiene acné, donde no es aconsejable aplicarlo.

De esta manera, el aceite de oliva usado en forma casera puede sustituir a los cosméticos tradicionales. Los baños realizados con este producto, en tanto, también podrían servir para las uñas quebradizas y para la reparación del cabello tras un masaje capilar y un reposo aproximado de media hora, que le daría un aspecto más fuerte y brillante.

PyP News
pypnews@pypnews.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *