PyP News Cargando

No tengo ganas … el deseo sexual también está en cuarentena

El inicio del aislamiento social motorizó variadas fantasías en muchas parejas que encontraron un marco ideal para el encuentro sexual, sin horarios y con rutinas desdibujadas. Pero, con el paso de las semanas, en un contexto que potencia la ansiedad y compartiendo demasiado tiempo juntos se van dando cuenta de que la cuarentena no es mejor afrodisíaco para la pareja.

“Los seres humanos tenemos incorporada a nuestra conducta un sistema de recompensa que promueve nuestra excitación y deseo sexual, pero en este marco de rutina excesiva es muy difícil lograrlo”, comenzó explicando a pypnews la sex coach especializada en neurosexo, Maribel Suárez.

Sucede que, por estos días, que parecieran durar más de 24 horas, todo es más de lo mismo, en una dosis más alta.

 

Leé más: ¿Sos una persona sensual?

 

Vivir una sexualidad natural, atravesando una cuestión habitacional donde la casa no es muy grande, con hijos, es complejo. Por eso, la sex coach aviva la idea de predisponerse a vivir nuevas instancias, y vernos con otras etiquetas.

“La planificación y la buena predisposición para el encuentro sexual puede hacerlo muy interesante”, aseguró Suárez.

Pero esa organización y disposición también tiene que corrernos de la zona de confort, del sistema habitual; “hay que tomar riesgos y recaudos, planificar horarios, juegos”.

 

Leé más: Afrodisíacos naturales en Ayurveda

 

“No estamos viviendo en un contexto erótico, sino todo lo contario, es más bien complejo y hay que buscarle la vuelta, encontrar otras alternativas y para eso hay que salir de la rutina, que hoy es mucha, y de una dosis extrema”.

A los contratiempos descriptos resta sumarle un aspecto fundamental en un vínculo sexual: la falta total de deseo.

“Si no hay deseo todo es más complejo, porque esta realidad plagada de incertidumbre deserotiza a cualquiera, porque el estrés químicamente nos quita el deseo y altera nuestro sistema nervioso, y eso excede a la sexualidad”.

 

Leé más: El deseo sexual 

 

Sucede que nuestro sistema de alerta está priorizando situaciones más básicas y elementales como la supervivencia (social en este caso), “pero eso no quita que con predisposición se pueda lograr una buena sexualidad”, apostó la entrevistada.

En este sentido, Maribel subrayó la importancia de contemplar el contexto para comprender que esta situación es transitoria y que muchas de las emociones que afloran en estos días responden a circunstancias que no son las habituales.

“Es lógico que no haya deseo sexual por estos días en parejas que están atravesadas por una rutina agobiante, pero a no desesperar que siempre se puede revertir y para eso hay que apelar al ingenio, a la planificación de momentos con encuentros que quizás sean diferentes, pero son los que se pueden tener en este momento”, alentó.

Leé más: El olfato en el encuentro sexual

¡Sumate!
Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta

error

¡Sumate!

YouTube
YouTube
Instagram