PyP News Cargando

Dieta vegetariana en deportistas de elite

Publicado en Por Paola Ponroy

Son cada vez más los atletas profesionales y amateurs que deciden reducir o eliminar el consumo de alimentos de origen animal.

Está científicamente comprobado que una alimentación basada en alimentos de origen vegetal tiene ventajas sobre la salud, si la comparamos con una dieta rica en carne.

En un informe publicado por el sitio liquats.com, se indicó que las dietas vegetarianas se han asociado a múltiples beneficios para la salud y a efectos protectores muy significativos: un 25% menos de incidencia y mortalidad cardiovascular, un 15% menos de incidencia total de cáncer, una menor tasa de colesterol, de presión arterial y de riesgo de padecer diabetes del tipo 2; además de ser una dieta adecuada para la prevención y tratamiento del sobrepeso. De esta forma queda claro que los vegetarianos que siguen una dieta suficiente y bien equilibrada tienen una salud tanto o más buena que la de los omnívoros.

Aun así, solo el hecho de evitar la carne y otros productos de origen animal no explica los beneficios en la salud de la dieta vegetariana. Probablemente el principal factor dietético que aporta estos beneficios sea el aumento del consumo de alimentos integrales (frutas, verduras, hortalizas, semillas, frutos secos, legumbres) y todos los nutrientes beneficiosos que se asocian a un mayor consumo de fibra, minerales, fitoquímicos (actúan como el sistema de defensa natural de las plantas y también les otorga sabor, color y aroma; actúan como reguladores positivos del metabolismo, potentes antioxidantes y con un potencial preventivo de enfermedades) y antioxidantes.

En la alimentación occidental tradicional los productos de origen animal y procesados pueden llegar a representar un 85 a 90 por ciento de las calorías totales ingeridas en un día, y estos alimentos no contienen prácticamente antioxidantes ni sustancias fitoquímicas tan abundantes en los alimentos vegetales sin refinar.

Más allá de si una dieta vegetariana mejora o disminuye el rendimiento deportivo, es importante tener presente que eliminar la carne y el pescado de la dieta tiene una repercusión en la persona. Las dietas vegetarianas que cubren las necesidades energéticas pueden proporcionar las proteínas necesarias sin tener que recurrir a alimentos especiales o suplementos.

Atletas vegetarianos

El éxito deportivo de las dietas vegetarianas ya aparece documentado de forma anecdótica en la década de 1890, cuando ciclistas y corredores americanos e ingleses de ultra distancia conseguían resultados iguales o superiores a sus competidores omnívoros.

Un estudio de 1900 demostraba que la fuerza y la resistencia eran superiores en veganos que en atletas omnívoros (probablemente asociado a un mayor consumo de hidratos de carbono).

En 1912 un vegetariano fue el primer corredor en bajar de las dos horas y media en una maratón. En 1970 un estudio que comparaba el perímetro del muslo y la capacidad cardiorrespiratoria en atletas no encontró diferencias significativas entre los vegetarianos y los que consumían alimentos de origen animal.

Más recientemente, en 1989, un estudio que comparaba atletas vegetarianos y no vegetarianos que consumían la misma cantidad de hidratos de carbono durante una competición de 20 días y 1000 kilómetros, tampoco encontró diferencias entre los tiempos alcanzados ni en la tasa de abandonos.

Las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden aportar beneficios para la salud en la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas veganas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, así como para los atletas.

Una dieta vegetariana basada predominantemente en vegetales no mejora ni obstaculiza el rendimiento de atletas.

La evidencia científica actual no es concluyente para afirmar que una alimentación vegetariana es beneficiosa o perjudicial a nivel de rendimiento deportivo, pero sí queda claro que permite cubrir las necesidades nutricionales de los deportistas amateurs y de los atletas de competición.

 

En lo más alto

Dejando a un lado la evidencia científica, encontramos muchos casos de deportistas de primer nivel que siendo vegetarianos han llegado a su máximo nivel de rendimiento, convirtiéndose en los mejores en su disciplina deportiva.

Uno de los casos más conocidos es el de Carl Lewis, “el hijo del viento”, conocido como el mejor atleta del siglo XX, que a sus 29 años se hizo vegetariano estricto y consiguió sus mejores resultados, en parte gracias a la dieta vegetariana; siendo el primer hombre en bajar de los 9,90 (9,86) en los 100 metros.

Las tenistas Venus Williams y Martina Navratilova, Scott Yurek (ganador Spartathlon 246 km), Frank Medrano, Surya Bonaly (patinadora olímpica), Dave Scott (triatleta, cinco veces campeón del Ironman Hawaii), el atleta de fuerza y ex culturista Patrick Babounian, Lizzy Hawker, Fiona Oakes, el jugador de la NFL David Carter; la medallista paraolímpica Elena Congost forman parte de la larga lista de deportistas de elite mundial que mejoraron su rendimiento físico a partir de una dieta sin proteínas animales.

Asimismo, el piloto Lewis Hamilton, un vegano que ha podido llegar a ser campeón del mundo a 300 km/h.

El tenista Novak Djokovic ha dedicado buena parte de su libro “Secretos de un ganador” a narrar la transformación de su vida personal y deportiva a raíz de la decisión de cambiar su alimentación hacia una dieta casi vegana, lo que le permitió el asalto al número uno del tenis mundial.

El futbolista madrileño Carlos Cuellar fue uno de los primeros en demostrar que el veganismo no está reñido con la práctica deportiva. “Ser vegano es mucho más que comer diferente. “Es una filosofía de vida. Esta dieta te ayuda a nivel físico y mental. Te da más calma”, asegura.

El argentino Sergio “Kun” Agüero tuvo que cambiar su estilo de vida y su alimentación de manera radical tras una visita a su médico, que le recomendó abandonar ciertos alimentos tales como la carne, la pasta o el azúcar. A raíz de ahí, su rendimiento y su estado físico mejoraron significativamente.

El mismísimo Leo Messi, hicieron grandes variaciones en su alimentación a raíz de problemas con las lesiones.

¡Sumate!
Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta