PyPnews Cargando

Gym para el alma: cómo modelar las emociones

Hay variadas e interesantes herramientas de gestión y armonización energética, autosanación y sabiduría ancestral a las que podemos acceder con la ayuda de guías que nos conducen por los senderos internos que conectan con nuestra alma.

Gym para el alma es una propuesta que aspira a ahondar en nuestra espiritualidad, guiándonos mediante técnicas ancestrales, con herramientas de gestión y armonización energética, autosanación, sabiduría ancestral, terapias holísticas, chamanismo, meditación, conexión con ángeles y guías espirituales, protección y limpieza, conexión con linaje masculino y femenino, entro otras.

“Esta caja de magia y sabiduría es un regalo de bienestar para nutrir la intuición y la conexión con el poder interior y así oír nuestra propia voz”, le contó a pypnews Amoraluz (@amoraluzcomunidad), impulsora de la iniciativa, quien llega a este momento después de un aprendizaje de 10 años, viajando por México y Argentina “en un camino de autoconocimiento y transformación”.

 

Síntomas como dolor de cabeza, embotamiento, cansancio, pesadez, angustia, confusión, ansiedad, estrés, tristeza, depresión, altibajos, explosiones emocionales, desbordes, son emociones y estados que se pueden ir mesurando con esta práctica que aspira a un equilibrio energético, emocional y espiritual.

La modalidad de los encuentros, abiertos para todas aquellas personas que sientan la necesidad de conectar con el adentro, son online, a través de un grupo privado en Facebook, los martes y jueves a las 22, y duran 60 minutos; en forma paralela integran un grupo de WhatsApp donde comparten inspiraciones, reflexiones, experiencias sobre las aperturas energéticas y los trabajos internos que van realizando para poder sostenerlos en lo cotidiano, a través de motivaciones, frases y mantras.

“Es un entrenamiento online donde me conecto en vivo para compartir diferentes técnicas, mayormente desde la meditación, tanto de quietud como dinámicas (en movimiento); cada técnica varía de acuerdo a lo que realizamos con nuestro cuerpo energético y con el espiritual, todo depende del objetivo que nos tracemos en cada encuentro”, precisó la entrevistada.

“Tenemos meditaciones para armonizar, para registrar la información de nuestros centros energéticos, escanear nuestro cuerpo y ver qué nos dice y qué necesita para reprogramar memorias, para conectar con nuestros linajes de sabios, mujeres y hombres, para transformar situaciones del pasado, o vínculos, o dar corte, para conectar con nuestro guía interior, con nuestros ángeles”, detalló acerca de las características de los encuentros de esta gimnasia para el alma.

“También comparto herramientas de la sabiduría ancestral de comunidades indígenas, más conocido como chamanismo, y desde esta técnica hacemos limpiezas, conexiones con los elementos de la naturaleza que nos guían y nos ofrecen diferentes posibilidades”.

Tal y como sucede en una práctica de gimnasia para el cuerpo físico, este entrenamiento tiene la libertad de que cada quien lo haga cuando quiera y lo sienta, además de las dos veces por semana que se proponen. Esta frecuencia e intensidad depende de la voluntad y el sostenimiento que quieran darle a la práctica y de los objetivos que cada uno tenga.

“Claramente, cuanto más hábito logramos crear más resultados vamos a ver”, subrayó Amoraluz.

¿Cuáles son los resultados que se esperan de esta práctica? Armonizar, despertar procesos de autosanación, del guía sanador interior que todos tenemos. Encontrar equilibrio emocional, el centro de paz interior “para que todo lo que venga de afuera sea de afuera y nada llegue a perturbarme, porque estoy ahí y descubrí ese lugar interior”, amplió.

“Es muy hermoso y puede sonar idílico o extraño para personas que no lo hayan experimentado. Llevo varios años en este camino, y con la práctica sostenida a diario es donde descubrí que existe ese centro de paz y que desde ahí todo permanece imperturbable”, compartió Amoraluz.

Todos tienen la libertad de empezar cuando lo sientan y la propuesta es sostener la práctica un mínimo de tres meses para poder ver los resultados y las posibilidades que otorgan estas herramientas.

“No tenemos educación emocional energética ni espiritual para esto, por eso debemos buscar desde la responsabilidad interna, con nuestro guía interior y nuestra sabiduría qué situaciones se presentan en el camino; y para eso se requiere de tiempo y paciencia y esta práctica contribuye para lograrlo”, alentó.

Todas las personas que lo deseen y los sientan pueden hacerlo, no se requiere de una práctica previa, “porque este camino es para todas las personas que lo deseamos, cuando lo sienten, es el momento”.

Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *