PyPnews Cargando

“Del 25 al 31 de julio, démosle un recreo al paladar sobre-endulzado, tomemos consciencia de que el exceso de azúcar provoca obesidad y enfermedades no transmisibles (la primera causa de muerte en Argentina) y probemos un nuevo hábito saludable”, propone la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas, quienes impulsan la segunda edición de la Semana de la “No Dulzura”; y a través de las redes sociales harán visible esta campaña con los hashtags #semanadelaNOdulzura y #menosazucarxmassalud.

La iniciativa promueve el consumo de alimentos mínimamente procesados y moderados en azúcar, con el propósito de generar conciencia sobre la importancia de moderar su ingesta y alentar una mejor educación alimenticia; y es convocada en contraposición con la “Semana de la Dulzura”, que promueve el consumo de golosinas a lo largo de toda la semana que va del 1° al 7 de julio.

 

Sucede que la accesibilidad y el precio del azúcar llevaron a la industria alimenticia a construir sobre sus cimientos innumerables comestibles.

 “Es un movimiento que nace en la sociedad civil para concientizar y lo integramos profesionales de la salud, nutricionistas, comunicadores y, de a poco, vamos creciendo y teniendo un fuerte empuje para llegar a la población y tomar consciencia sobre las consecuencias que acarrea el excesivo consumo de azúcar en la salud de todos”, contó a pypnews la Licenciada en Nutrición (MP 2151) Antonela Robledo Irigoyen.

 

En la Argentina se consumen 114 gramos de azúcar diarios por habitante, el triple de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud que sugiere entre 25 y 30 gramos. Este exceso contribuye al crecimiento de la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles (como la diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares), que son la primera causa de muerte en nuestro país.

En tanto que el exceso de peso entre los menores de 2 años es del 25,2% y la de niños y niñas de entre 2 y 5 años es del 29,4%.

 

 

“Muchas veces se consume azúcar sin esa intención, pero que el hecho de estar ingiriendo alimentos ultraprocesados en todo lo que viene en paquetes hace que la incorporemos; hay alimentos que dicen que contienen azúcar, pero muchos otros aseguran que no contienen azúcar en su rotulado, pero la tienen oculta en otro de los ingredientes”, alertó Robledo Irigoyen (IG @anto.nutri).

Mirá el video!!! https://www.youtube.com/watch?v=HpFVL1pkVWE

El aislamiento que llevamos los argentinos desde hace más de 100 días, según especialistas del Conicet, agrava aún más el problema de la mano del sedentarismo, el hambre emocional y el desorden alimenticio. Por eso, esta edición de la “Semana de la No Dulzura” quiere alertar sobre la pandemia de la obesidad y en particular la obesidad infantil.

 

Por ello, los organizadores hacen hincapié en la necesidad de bajar el registro de dulzor del paladar y las golosinas del pedestal, con buenos ejemplos familiares, educación alimentaria en los colegios y una legislación que promueva entornos saludables.

 

“La idea de este movimiento es generar conciencia en la población, ya que los altos niveles de consumo de azúcar generan numerosas patologías metabólicas, empezando por el sobrepeso, la obesidad, la resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, enfermedades que escuchamos a diario”, subrayó la entrevistada.

 

En este sentido, es fundamental destacar que después de los seis meses de vida, ayudados por la fácil digestión y la desmesura de su sabor dulce, los productos azucarados comienzan a construir un patrón alimentario que desemboca en sobrepeso y obesidad infantil.

 

Entre 2009 y 2019 la venta per cápita de alimentos y bebidas envasados en América latina se mantuvo casi sin cambios (leve aumento menor a 0,5%) pero la venta de ultraprocesados creció un 9%. Esta proporción es un índice de la baja de calidad de la alimentación en general y Argentina lidera este inmenso consumo de ultraprocesados con 194,1 kilos per cápita por año.

 

 

“El azúcar está oculto en muchísimos alimentos empaquetados, por eso en Argentina estamos luchando para lograr la ley (como la que ya tiene vigencia en Chile) que obligue a las empresas fabricantes de alimentos a poner el rotulado frontal, donde se especifica si el producto es rico en grasas, en azúcares o en calorías”, recordó la Licenciada en Nutrición y promotora de esta movida que aspira a mejorar la calidad de la salud de todos los argentinos.

Orígenes.

La “Semana de la No Dulzura” comenzó a celebrarse en 2019. La iniciativa surgió como un contrapeso de la famosa Semana de la Dulzura, que desde 1989 promueve el consumo de golosinas, a partir del impulso de la empresa Arcor, unida a la Asociación de Distribuidores de Golosinas para implementar una estrategia de marketing y así maximizar utilidades. La campaña se desarrolló con un slogan que se mantiene hasta la actualidad: “una golosina por un beso”. Tal es el éxito de la propuesta que, aún con besos virtuales, en una semana aumentaron las ventas de golosinas en una 20%.

Pasaron 30 años hasta que, con el impulso de numerosas empresas de alimentos, dietéticas, nutricionistas, personas comprometidas con esta causa, surgió esta otra semana que propone todo lo contrario, el consumo de alimentos mínimamente procesados y moderados en azúcar.

Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *