PyPnews Cargando

Coincidente con el solsticio de invierno o de verano, según el hemisferio, cada 24 de junio se celebra la fiesta de San Juan, también llamada víspera de San Juan o noche de San Juan, que es la festividad del nacimiento de San Juan Bautista por parte del cristianismo.

En el principio del desarrollo de la comunidad cristiana y con el fin de sumar adeptos, unió sus festejos a las celebraciones paganas ya existentes en el territorio europeo.

La cultura Celta, extendida mayoritariamente por los territorios de España, Francia e Inglaterra, celebraban la vida y su simpleza otorgando un sentido sagrado a cada hecho y cada cambio. Tenían una visión circular del tiempo donde todo nace, se expande y muere para comenzar nuevamente.

De allí que con el solsticio de verano ellos celebran el renacimiento del Sol.

El Sol no ha muerto y está de regreso, y con él la abundancia de las cosechas, la maduración del fruto, y la renovación del ánimo.

En aquellas ceremonias el principal elemento era el abuelo fuego, quien purifica y transforma.

Es la llama que enciende los procesos y da paso a las acciones para que todo lo bueno se manifieste.

Es así que aquellos rituales transformados por la impronta de la iglesia llegan a nuestros días como la “Fogata de San Juan” y la quema del muñeco, cuyo simbolismo es quemar al hombre viejo y dar paso al hombre purificado.

Rescatando aquellos saberes, compartimos este ritual de abundancia y purificación de la mano de Silvina Ferreira (@silviferreira_).

 

Elementos:

Plumas (aire) Norte

Piedras (tierra) Oeste

Agua (agua) Sur

Velas (fuego) Este

Hierbas: alcanfor, laurel, canela, cascara de naranja, clavo de olor, anís estrellado.

Caldero Fogata

Sal

 

Ritual

Disponer los elementos en su punto cardinal.

Realizar el círculo de sal de modo que queden dentro los elementos.

Consagrar las hierbas (como tu corazón sienta).

Separar las hierbas en dos partes: una para este ritual y las otras para futuros rituales.

Con la parte que separaste vas a quemar de a puñados manifestado vehementemente al universo, a través del fuego transmutador tu pedido para que el Universo lo precipite.

Pide mucho, mucho, el Universo está enteramente a tu servicio. Vive la plenitud y la abundancia desde la emoción porque el corazón es la llave que hace que la magia suceda.

Paola Ponroy
paola@pypnews.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *